¿QUÉ ES LA QUIROPRAXIA PEDIÁTRICA?


La Quiropraxia Pediátrica es una rama de la Quiropraxia que se encarga de la evaluación, diagnóstico y tratamiento de las patologías musculoesqueléticas que presentan los lactantes, niños y adolescentes. Estas se pueden manifestar en otros tipos de problemas, los cuales vemos a menudo y no los relacionamos con disfunciones físicas, sobre todo en lactantes.

Antes de que el niño cumpla los dos años de edad, su desarrollo neural está en su máxima expresión. La neuroplasticidad de un niño de mantiene influenciable al máximo hasta los 16 años, donde las experiencias tempranas tienen un alto impacto en la salud, aprendizaje y comportamiento de por vida.

En distintos periodos de su vida, los niños son sometidos a distintos niveles de estrés, desde el parto asistido, las cesáreas, uso de fórceps, los periodos largos en asientos de bebé, las caídas repetitivas, malas posiciones o posturas, entre otros. Estos afectan el balance normal del cuerpo, haciendo necesario consultar a su Quiropráctico especialista en pediatría.

Los doctores quiroprácticos son expertos en detectar y corregir subluxaciones vertebrales (malas posiciones osteoarticulares), removiendo las interferencias del sistema nervioso. De esta manera se logra optimizar la salud del paciente y mejorar la habilidad del cuerpo para adaptarse al estrés, lo que reduce la expresión de síntomas y puede hacer una gran diferencia en la salud de los niños durante su desarrollo.

El tratamiento quiropráctico para bebes y niños ocupa técnicas distintas a las que son utilizadas en adultos, ya que están diseñadas para cada paciente según su edad. Los ajustes son suaves para los niños, y en bebes el Quiropráctico ejerce leves presiones que se aplican con delicadeza y que no son mayores a las que usted ocuparía para medir la madurez de un tomate.


Tratamiento Quiropráctico Pediátrico

¿Qué puede tratar el Quiropráctico en bebés y niños?

  • Preferencia por amamantarse solo de un lado.
  • Intolerancia por permanecer en una posición.
  • Tortícolis congénita.
  • Cólicos.
  • Reflujo.
  • Dolor al amamantar.
  • Dificultad en acople.
  • Convulsiones.
  • Plagiocefalia o “cototos” en la forma del cráneo.
  • Succión muy fuerte o débil.
  • Menstruación dolorosa.
  • Dolores de cabeza.
  • Dolores "por crecimiento".
  • Infecciones de oído repetitivas.
  • Dolores de espalda.
  • Escoliosis.
  • Malas posturas.
  • Esguinces, tendinitis.

¿Debería llevar a mis hijos a una evaluación quiropráctica, incluso si no muestran ningún síntoma de dolor o enfermedad?

¡Absolutamente! Al elegir poner a tu familia bajo el cuidado quiropráctico eliges entregarles salud y bienestar. Una vez que los padres entienden que la Quiropráctica es sobre optimizar la salud y la función, muchos eligen asistir a revisiones regulares de forma proactiva, más que ser reactivos y esperar a que exista algún síntoma o disfunción.

RESERVA DE HORAS

El servicio de Quiropraxia Pediátrica se realiza en nuestras sedes de:

Las Condes
Estoril 50 Of. 1106

Providencia
San Pío X 2445 Of. 802

Santiago Centro
Agustinas 814 Of. 305

RESERVA DE HORAS

Equipo de profesionales

Quiropráctica Pamela Bonacic

DC Pamela Bonacic M.
Quiropráctica y Kinesióloga

Tratamiento quiropráctico para dolores de columna, cuello, extremidades, embarazadas y post parto, pediatría, dolores de cabeza.