TRATAMIENTO PEDIÁTRICO

La Quiropraxia en bebés y niños se ha implementado cada vez más en países desarrollados, puesto que ofrece un tratamiento único con la delicadeza, cuidado y precisión necesaria para cada edad.

Al momento del parto, ya sea por parto natural o cesárea, hay veces que es necesaria la ayuda de distintos métodos y herramientas que pueden producir subluxaciones en la columna del recién nacido, debido a la tracción que se debe realizar.

El dolor y/o la falta de función biomecánica del bebé se traduce en un comportamiento anormal de este, entre los cuales podemos tener:


  • Preferencia por una posición en particular (de lado, de espalda, de guatita).
  • Rechazo a una posición.
  • Preferencia por mamar solo de un lado.
  • Incapacidad de realizar la succión de manera correcta para poder amamantarse.
  • Cólicos.
  • Llanto inusual.
  • Falta de apetito.
  • Infecciones de oído repetitivas.
  • Hábitos de sueño irregulares.

Por otro lado, los niños se caen una innumerable cantidad de veces durante su desarrollo. Algunos pueden presentar molestia o dolor en la espalda.

El tratamiento quiropráctico para bebes y niños ocupa técnicas distintas a las que son utilizadas en adultos, ya que están diseñadas para cada paciente según su edad. Los ajustes son suaves para los niños, y en bebes el Quiropráctico ejerce leves presiones que no son mayores a las que usted ocuparía para medir la madurez de un tomate.