Noticias y Actualidad

Quiropráctica como tratamiento para el dolor lumbar

¿Qué es dolor lumbar o lumbago?
Según la OMS (Organización Mundial de la Salud); el dolor lumbar o espalda baja, no es una enfermedad en sí, sino que se trata del dolor de duración variable en un área de la anatomía, afectada de manera tan frecuente que se ha convertido en un paradigma de respuestas a estímulos externos e internos. La incidencia y prevalecía del dolor de espalda baja son similares en el mundo, pero esta dolencia tiene rangos altos como causa de discapacidad e incapacidad para realizar tareas del diario vivir (como trabajar), así como afección en la calidad de vida y como causa de consulta médica. En muchas ocasiones el origen es incierto y sólo en una minoría de los casos hay una explicación directa con una enfermedad orgánica existente.

De acuerdo con la Sociedad Internacional para el Estudio de la Columna Lumbar, la lumbalgia se define como el síndrome doloroso localizado en la región lumbar con irradiación eventual a la región glútea, las caderas o la parte distal del abdomen.

En el estado agudo, este síndrome se agrava por todos los movimientos y en la forma crónica solamente por ciertos movimientos de la columna lumbar. Cuando al cuadro doloroso se agrega un compromiso neurológico radicular, la lumbalgia se convierte en lumbociática y el dolor es entonces referido a una o ambas extremidades.

Tipos de Dolores Lumbares:
El dolor lumbar puede presentarse en forma de dolor agudo, que puede aparecer en forma gradual o repentina, o en forma de dolor crónico, de naturaleza más compleja, de más larga duración (a partir de 3 meses) o que persiste una vez resuelta la lesión. Una de las principales diferencias entre la lumbalgia crónica y la aguda, radica en que en la primera los factores cognitivos, emocionales, comportamentales y sociales adquieren una especial importancia en el mantenimiento del dolor.

Causas:
Un dolor de espalda baja puede deberse a una serie de factores, como por ejemplo lesiones infecciosas, traumáticas, a esfuerzos leves o moderados, un mal dormir, posturas viciosa, debilidad muscular, sobrecarga mecánica, etc. Atendiendo a factores etiológicos, la causa específica de la mayoría de los dolores lumbares tanto agudos como crónicos son las alteraciones de las diferentes estructuras que forman la columna vertebral, como ligamentos, músculos, discos vertebrales, vértebras, y huesos que conforman la pelvis.

Tratamiento:
Como son tan variadas las causas de un dolor lumbar, hay diversos tratamientos para abordarla, en algunos casos el dolor desaparece en unos pocos días o semanas con la aplicación de los tratamientos convencionales o incluso sin tratamiento. Sin embargo, hay pacientes en los cuales el dolor se volverá crónico, con alto índice de discapacidad. El mayor porcentaje dentro de este grupo corresponde a los casos en el que el dolor se considera inespecífico o inclasificable, en los cuales el tratamiento convencional obtiene un altísimo índice de fracaso. Es a este grupo de pacientes a los que la Quiropráctica puede lograr una solución definitiva a sus dolores ya que aborda el problema desde su origen (una subluxación).

Hoy en día se aceptan como tratamiento, el reposo y los analgésicos (tratamiento clásico del dolor lumbar) aunque son las pautas indicadas para el dolor agudo durante 2 o 3 días, si se prolonga se torna negativo al favorecer la atrofia muscular y la pérdida de masa ósea, considerando que si tenemos una situación en la cual hay un desnivel o subluxación vertebral u ósea el dolor permanecerá o volverá al poco tiempo de ser aplicado el tratamiento, en estos casos se recomienda la Quiropráctica, como una terapia eficaz y de rápida resolución.

Efectos y ventajas del tratamiento de dolor lumbar con Quiropráctica.
¿Porque la Quiropráctica marca la diferencia al momento de tratar el dolor lumbar?, por el mismo motivo que resulta una herramienta eficaz al tratar cualquier patología o disfunción, por el simple hecho de que esta profesión aborda el problema desde su origen, no tratamos los signos o síntomas de la lesión y/o patología sino que aborda la causa directa, que corresponde a una subluxación vertebral u ósea.

Una correcta evaluación Quiropráctica, logra determinar qué tipo de disfunción es la causante de las molestias o dolores insoportables que sufren los pacientes con lumbago.

Una vez que la disfunción es clara, un par de ajustes quiroprácticos son la solución, esto más un manejo posterior, funciona como una terapia perfecta para este tipo de disfunciones, acortando el tiempo de recuperación y resolución del molesto dolor lumbar.