Noticias y Actualidad

La importancia de la Prevención

by Pamela Bonacic


¿Por qué es importante prevenir enfermedades y lesiones?

El mejor tratamiento de una enfermedad o lesión es prevenirla.

La vida apurada de hoy en día nos hace olvidar la importancia de la prevención de las enfermedades y lesiones, ya que tenemos poco tiempo y estamos siempre corriendo de un lado a otro.

Además, existe la idea que si te enfermas, puedes encontrar un medicamento que te solucione rápidamente el problema y el dolor. Sin embargo, no le damos mucha importancia a los efectos secundarios, al daño que ya se pudo haber generado en el tejido ni a la prevención.


Nuestra salud es inmensamente valiosa.

Generalmente no valoramos nuestra salud hasta que la perdemos, y es recién ahí cuando tomamos consciencia y lamentamos por no haberla cuidado antes. Un buen estado de salud nos permite realizar nuestras actividades de la vida diaria sin problemas, movernos sin problema, y por lo tanto vivir mejor y estresarnos menos.


Vida sana hoy = mejor vejez.

Además, debemos considerar nuestra buena vejez. Según las estimaciones del Servicio del Adulto Mayor, en el 2030 un 23% de la población tendrá más de 60 años, lo que convertirá a nuestro país en el más envejecido de Sudamérica.

Un buen estado de salud hoy nos permitirá disfrutar el día a día a lo largo de nuestra vida.


No te acostumbres a dolores.

Si hoy en día tienes problemas de columna o en otra parte de tu cuerpo, que se repiten a diario o con cierta frecuencia, a futuro inevitablemente serán peores. Los dolores son una forma que tiene nuestro cuerpo de indicarnos que algo está funcionando mal. Un tratamiento que esté enfocado en tratar la causa del dolor y prevenir futuras reapariciones son los pasos a seguir en este caso.


Hay veces que ya es tarde.

Si bien, nunca es tarde para mejorar nuestros hábitos y tratar de llevar una vida más saludable, existen daños que son irreparables. Un ejemplo de esto es la diabetes. Una vez que es detectada, el tratamiento es más bien un manejo de la enfermedad, y no una eliminación de esta, puesto que el daño a los tejidos ya está hecho.

Otro ejemplo son las caries. La forma de prevenir una carie es lavarse los dientes todos los días después de comer, usar hilo dental, cambiar el cepillo y realizarse limpiezas con su dentista según se lo indique.

Lo mismo pasa con la Quiropráctica. Una articulación que se mueve mal por años, sumado a esto una mala postura, mala alimentación y/o sobrepeso, va a generar daños que pueden llegar a ser irreparables. De todas maneras, una lesión en un disco o vértebra puede prevenirse o disminuir su avance con un tratamiento preventivo con la frecuencia indicada por su Doctor Quiropráctico.


¿Qué hace la Quiropráctica para prevenir?

La Quiropráctica evalúa y trata la mecánica articular de tu cuerpo, corrigiendo las articulaciones cuando tienen disfunciones. Dicho en otras palabras, si tus articulaciones fueran bisagras de una puerta y estuvieran mal alineadas, se desgastarían más rápido, tendrían un mal funcionamiento, y además se acortaría su vida útil.

La Quiropráctica elimina estas disfunciones y mejora el funcionamiento de todo el cuerpo. De esta manera previene el desgaste articular, tendinoso y mejora la eficacia muscular. Además, la Quiropráctica mejora el funcionamiento del sistema nervioso central, mejora el sistema inmune, y activa la reparación de los tejidos del cuerpo.

En USA se recomienda realizarse un control cada 2 a 3 meses con su Quiropráctico, y los deportistas generalmente se ajustan con mayor frecuencia por las altas exigencias a las que deben someter su cuerpo.


Recomendaciones

Las recomendaciones para prevenir enfermedades y lesiones son: realizar deporte al menos 3 veces por semana, comer sano, dormir las horas adecuadas, mantener una buena postura, no fumar, no acostumbrarse a dolores por muy chicos que sean, asistir a controles médicos y Quiroprácticos según indicado.


Sobre la Autora

Pamela Bonacic es parte de nuestro staff de Quiroprácticos.
Ver Perfil